Comunicadores de la Buena Noticia

Crónica Blanca es escuela, taller y comunidad, pero seguramente la faceta más importante sea esta última. CB nació como una comunidad: un grupo de jóvenes estudiantes de Periodismo con la inquietud de compartir su fe en torno a su vocación profesional. Casi dos décadas después, ese espíritu comunitario se conserva en el Grupo de Espiritualidad de Crónica Blanca, que se reúne un viernes al mes en la sede de la fundación.